Los caminos del agua

Ínsuas do Miño
Ruta Auga Guitiriz
Ruta do Azúmara
Torrentes do Mácara

 

El geodestino Lugo- Terra Chá, integrado en gran parte en la Reserva de la Biosfera Terras do Miño puede definirse como una tierra de piedra y agua. El Padre Miño y sus tributarios invitan a recorrer sus riberas para aproximarse a tiempos donde el Hombre y el río convivían en perfecta sintonía. Ríos, lagunas, puentes, molinos, caneiros, bosques de inundación e islas fluviales nos trasladan a lugares de leyenda en los que habitan seres míticos de otro tiempo.

Entre los senderos más destacados, no podemos olvidar los que circundan a modo de cinturón verde la ciudad de Lugo. Los paseos fluviales del Miño y del Rato son su verdadero pulmón y uno de los lugares favoritos de los lucenses para estar en contacto con la naturaleza sin salir de su ciudad.

Los ríos que recorren A Terra Chá y los municipios aledaños destacan por su suave calma. La horizontalidad del terreno les permite describir trazados sinuoso que abrazan islas fluviales convertidas en verdaderos santuarios de naturaleza y que pueden visitarse siguiendo senderos como el de las Insuas do Miño en Rábade y Outeiro de Rei. En otros municipios como Guitiriz el agua da nombre a una de las principales rutas de senderismo de la provincia. En Castro de Rei, el río Azúmara recorre lugares de interés paisajístico y patrimonial como el castro de Viladonga. En Xermade, 2 kilómetros de camino recorren el entorno del río Trimaz; en Meira, un sendero por el entorno de la Sierra une los cursos del Miño y del Eo y en A Ulloa, los torrentes del Mácara ofrecen su mejor perspectiva desde el camino que transcurre por su orilla.

La laguna de Cospeito y otras zonas húmedas de A Terra Chá están también presentes en la oferta destinada al ecoturismo, destacando los senderos homologados de pequeño recorrido denominados “Ruta das Lagoas” y “Augas de Fonmiñá”, que sigue los primeros pasos del Río Miño.