La Ribeira Sacra Lucense en familia

En el entorno de los profundos valles del Sil y del Miño, el espectacular paisaje de la Ribeira Sacra, junto con su oferta turística para todos los públicos, hace de este destino un referente del turismo rural y cultural donde naturaleza, arte románico y viticultura se dan la mano para conformar el secreto mejor guardado de la Galicia interior.

La visita a la Ribeira Sacra Lucense puede organizarse siguiendo el curso de sus ríos principales, donde encontraremos interesantes alternativas que permitirán combinar descanso y diversión sin prisas.

En ambos casos, es recomendable iniciar el recorrido en la ciudad de Monforte de Lemos, capital de la Ribeira Sacra, que cuenta con una variada oferta museística que se ha concebido pensando también en los más jóvenes. Espacios culturales como la Torre del Homenaje del Castillo de los Condes de Lemos, el Museo del Ferrocarril de Galicia, el museo Casas de Muñecas, los Pazos de Tor y Molinos de Antero o el Centro del Vino nos llevarán a vivir una experiencia sensorial que nos ayudará a conocer en profundidad aspectos de la historia y de la economía del territorio, así como iniciativas más actuales.

Desde Monforte de Lemos, la Ribeira Sacra nos ofrece una doble alternativa para disfrutar de su paisaje:

La primera opción pasa por seguir el entorno del Río Miño desde Monforte de Lemos. Para ello tomaremos la Nacional 120 para desviarnos a la altura de Guítara y continuar dirección Marce, donde encontraremos la espectacular cascada de Auga Caída, un enorme salto de agua formado por el regato de Marce o Aguianza cuyo acceso ha sido acondicionado con pasarelas de madera. Volviendo sobre nuestros pasos, seguiremos la carretera dirección Escairón para detenernos en Fión. Aquí disfrutaremos de las increíbles vistas sobre el Miño que nos ofrece el mirador de O Cabo do Mundo, que también podremos observar desde la privilegiada atalaya del castro de Fión. Para finalizar nuestra parada visitaremos el Ecomuseo de Arxeriz, un espacio para descubrir de forma amena la esencia de la cultura fluvial de la Ribeira Sacra, la espiritualidad de su arte románico o la tradición vinícola que cierne su identidad. El Museo cuenta con numerosos recursos didácticos a los que se suma la exposición de objetos originales como embarcaciones tradicionales, artes de pesca o útiles para el trabajo en las bodegas.

Desde Fión descenderemos en coche hasta el Miño para hacer una parada en la Playa de A Cova, donde un reconfortante chapuzón nos animará a seguir hasta el pueblo de Belesar, desde donde parte un catamarán que surca las aguas del Miño. De la mano de un guía que nos acompañará en esta travesía, navegaremos sobre aldeas sumergidas y descubriremos más detalles sobre la cultura del vino y sobre la historia reciente de la zona, muy marcada por la construcción de los embalses.

La segunda alternativa es seguir desde Monforte la Carretera LU 903 hacia Doade, donde además de visitar bodegas es posible realizar una ruta entre viñedos en un tren turístico que nos acercará a la legendariamente milenaria ladera de Amandi. Finalizado el recorrido el tren, es hora de aproximarse al paisaje del Cañón del Sil, conocido como los “Fiordos Gallegos”, pero esta vez a bordo de un catamarán que, partiendo del embarcadero de Doade, navegará entre vertiginosos viñedos donde se practica la denominada “viticultura heroica”, aproximándonos también al rocoso y más estrecho desfiladero del Cañón.

La visita a este espacio natural se complementa con la posibilidad de hacer un recorrido en coche por los miradores que se asoman al Sil desde diferentes puntos y cómo no, con la visita a uno de los centros de producción de la tradicional cerámica de Gundivós que se mantienen en activo y donde podremos presenciar el proceso de elaboración de estas singulares piezas de color negro.

Pero las oportunidades que nos brinda la Ribeira Sacra van mucho más allá de estas propuestas básicas. En temporada de Semana Santa, verano y otoño, el Consorcio de Turismo organiza actividades que permiten vivir en destino auténticas experiencias integrales: viajes en globo, rutas del románico, paseos en kayak, talleres de fotografía, micología, geocaching, rutas por los vestigios de la minería aurífera romana, participación en vendimias y el ya famoso vinobús, que recorre bodegas y puntos de interés patrimonial y paisajístico.

 

Torre do Homenaxe
A Cubela
Catamarán
Doade